OCIO Y VIAJES

4 playas paradisíacas ideales para viajar solo

Estas playas que te mostramos a continuación nada tienen que envidiar a las paradisíacas y exóticas playas del Caribe, las Maldivas, Hawái o de todos estos territorios juntos.

Arena blanca o arena de piedras, con palmeras o con pinos… Sea como fuere, estas paradisíacas playas tienen la capacidad de asombrar incluso a los más “antiplaya”.

Sigue leyendo y descubrirás algunas impresionantes playas de Europa, según los blogueros de viajes de Skyscanner, una plataforma especializada en viajes, vuelos baratos y alojamientos.

Así que… Sumérgete en las aguas de estas paradisíacas playas europeas antes de que acabe este verano. Por su proximidad y su tranquilidad son lugares ideales para viajar solo y disfrutar del paisaje. Aquí te mostramos algunas. ¡Ya verás!

Las playas más paradisíacas de Europa

1. Algar de Benagil, Algarve

El Algarve está en Portugal y se ha convertido en lugar de culto para los amantes del sol y del mar por la belleza de sus playas.

Sus agrestes acantilados contrastan con las playas más escondidas. La playa de Benagil, concretamente, tiene la arena blanca y el agua limpia y transparente. En ella podrás apreciar todas las tonalidades del fondo marino.

El mayor atractivo de esta playa es que se encuentra dentro de una cueva que entra en el agua y que no tiene acceso terrestre. Aun así, hay muchas embarcaciones que te pueden acercar a ella en sus tours por la costa. Una vez allí no te hará falta ninguna sombrilla, la propia cueva te cobijará.

2. Playa de Zlatni Rat, Croacia

La playa de Zlatni Rat (Cuerno de Oro) se llama así porque se interna en el mar de forma sinuosa, como si fuese una playa acabada en punta. Esta playa es de piedras y tiene una extensión de 500 metros hacia el mar, formando una media luna dorada en el Adriático, con dos orillas en forma de cuerno.

La playa cambia sus formas según las mareas y la dirección en la que sopla el viento. Aun así, mantiene siempre sus aguas de color turquesa, ya que el mar Adriático que baña esta playa es de un azul intenso.

La playa está rodeada de un bosque de pinos, queda cerca de una villa rústica romana y fue nombrada una de las diez mejores del mundo por la revista Lonely Planet. Aunque de esto hace ya seis años, actualmente todavía está considerada como una de las playas más paradisíacas de Croacia y de Europa, y también es conocida como la playa de Bol por su proximidad a esta ciudad situada al sur de la isla.

Tienes que tener cuidado si quieres nadar justo en la punta del cuerno. La corriente puede empujarte mar adentro. Y es que el viento suele soplar fuerte en esta zona. Así que si eres un amante del surf, esta es tu playa.

3. Playa de Saleccia, Córcega

En esta playa se rodó la película que rememora los días más sangrientos de la segunda guerra mundial, el desembarco de Normandía. El film se titula El día más largo.

Pero la playa de Saleccia no es un campo de batalla. Todo lo contrario. Con más de un kilómetro de largo, es especialmente tranquila en temporada alta. Situada al noroeste de Córcega, esta playa está lejos de las multitudes y los agobios gracias al desierto de Agriates, que dificulta su acceso.

Para llegar hasta allí tienes que ir en barco a la playa de Loto, al norte de la isla, y desde allí caminar unos 40 minutos. Al llegar descubrirás una isla desierta de 1,5 kilómetros de arena blanca y un agua azul turquesa de distintas intensidades.

Como puedes imaginar, esta playa no tiene ningún tipo de servicio. No encontrarás ni chiringuitos ni nada que se le parezca, por lo que deberás llevarte todo lo necesario.

4. Playa de Rodas, islas Cíes, Galicia

Cuando pongas los pies en esta playa te dará la impresión de estar en uno de esos rincones caribeños que están llenos de playas paradisíacas. Sí, esos parajes que acostumbras a ver en películas o series. Y es que esta playa tiene mucho en común con la costa del Caribe: arena blanca y un agua de mar de color turquesa.

La playa de Rodas es, según el rotativo británico The Guardian “la mejor playa del mundo”. Se encuentra entre las islas de Monteagudo y la del Medio. Es la playa más grande de las islas Cíes y tiene un marco incomparable: la ría de Vigo y el lago de Cíes.

En esta playa abundan los crustáceos y todo tipo de peces, y está comunicada con el océano a través de un espigón. Sufre, además, el efecto de las mareas (pueden alcanzar los 4 metros de desnivel entre pleamar y bajamar), lo que permite que sus aguas interiores se vayan renovando.

Eso sí, en vez de palmeras, hay pinos. Y en lugar de corales, verás mejillones y percebes.

Esta playa es la más grande del parque natural de las islas Cíes y solo llegarás a ella en barco desde los puertos de Vigo y Cangas. Es una de las playas paradisíacas más asequibles de esta lista. Y, además, ¡te queda cerca!

Y tú, ¿qué playa nos recomiendas?

 playas paradisiacas

Por Equipo Imagin

Comentar