EMPRENDIMIENTO Y FORMACIÓN

Àlex Sicart ya era emprendedor con 13 años

Alex Sicart

Àlex Sicart (Barcelona, 1999) ha sido elegido por la revista Forbes como una de las 30 personas menores de 30 años más influyentes en Europa con relación al mundo de la tecnología. ¿Cómo te has quedado?

Hace ya 6 años –un mundo en el sector de la tecnología–que este crack de mente inquieta lanzó su primer proyecto, a sus 13 años.

De muy pequeño era de esos niños que no podían parar quietos. Su imaginación en constante efervescencia hacía que en su casa fuese cogiendo cosas sin parar para construir otras cosas. Su imaginación mandaba y él se dejaba guiar. Y a los 8 años descubrió a Arduino y la programación. A partir de entonces comienza una aventura a la velocidad de la luz que lo lleva a estar en constante descubrimiento: la deep web, BitTorrent… Es el principio de un tobogán que nadie sabe a dónde será capaz de llevarlo. Mientras otros niños dejaban la vida pasar, Àlex apuraba cada minuto de la suya aprendiendo cosas nuevas, descubriendo nuevas tecnologías.

 

Àlex nos demuestra la importancia de defender la opción
de ser diferente en un mundo que
nos quiere extremadamente homogéneos

 

En el colegio detectó que los estudiantes serían mejores si contaran con una herramienta que les facilitara la comunicación entre ellos y que ellos mismos crearan sus propias aplicaciones. Y lo hizo. Junto a Pol Baladas (su compañero de frikadas y charlas de informática en el colegio) enviaron a un concurso de ideas en Barcelona su proyecto. Lo ganaron y lo presentaron en Londres. Obtuvieron una beca que les permitió conocer ese misterioso mundo de los adultos y los negocios y pudieron presentar su solución ante inversores (tenían 13 años y quedaron en segunda posición).

Podríamos extendernos bastante en su perfil como profesional, pero cuando hablas con Àlex una de las cosas que más te atrae es su capacidad de ser tal cual es delante de cualquiera. Su personalidad transparente y su tormenta de pensamientos e ideas hacen pensar que estamos ante una mente brillante.

Àlex no fue nunca un buen estudiante, por así decirlo. Su principal virtud, el inconformismo, le hizo replantearse constantemente cualquier dogma. Y esta sociedad no está demasiado acostumbrada a soportar análisis de este tipo. Si hablas con él entenderás que una de las principales claves para ser feliz es la intuición. Su intuición le permitió ver claro qué quería hacer: dedicarse a lo que le apasionaba. Qué fácil parece a veces tomar esa decisión, pero qué difícil es llevarla a cabo.

 

La intuición para Àlex es como un faro en medio de la tormenta.
Hay que mirarla y, simplemente, seguirla

 

A partir de ese momento, Àlex desarrolló otros proyectos, siendo Sharge el primero totalmente disruptivo: una iniciativa que permitía que cada usuario pudiese revender energía para recargar vehículos eléctricos. Luego llegó Filenatio.io, una especie de Wetransfer descentralizado que funciona realmente bien y sigue en plena evolución. Y ahora, Shasta es su niña bonita, un proyecto similar a Sharge pero que ha aprendido de sus obstáculos y pretende ser un marketplace de energía de lo más innovador. Tiempo al tiempo.

Podemos aprender de Àlex muchas cosas, pero quizá una de las más interesantes es su propia filosofía de vida. La lucha constante por liberar su creatividad y poder cuestionarse todo debería tener un método para ser efectivo. Podríamos afirmar que su método se basa en seguir el camino de su corazón e intuición, ser fiel a este camino con una actitud positiva y buenrollista y centrarse plenamente en cada una de las tareas que le ocupan. Estar al cien por cien en cada momento, disfrutarlo plenamente y reservarse cada día veinte minutos para meditar.

Este chaval de ahora 19 años cada día se quiere conocer más. Es tarea obligada en su rutina realizarse una pregunta al día y mirar de encontrar una respuesta. Mens sana in corpore sano sigue siendo un mantra que valía tanto en el siglo II como en el siglo XXI en un emprendedor como Àlex: deporte y autoconocimiento para saber bien quién es y qué necesita en cada momento. No le preguntes qué hará el próximo año. Disfruta de este, tal y como es.

post recomendado

SI TE GUSTÓ ESTE POST, TE GUSTARÁ…

Si tienes talento, te estamos esperando. RISING es el programa creado en imaginCafé con el que pretendemos apoyar el talento emergente. Si eres joven y crees que tu trabajo merece estar en nuestro nuevo espacio, apúntate ya.

Por Sergi Soria Puig

Comentar