SOCIAL

Encuentra alquiler barato sin dejarte el sueldo

Alquiler barato

Actualmente, solo el 21,3 % de los jóvenes en España entre los 18 y los 34 años ha podido emanciparse. El dato del Consejo de la Juventud de España da una idea de lo difícil que es, en estos tiempos que corren, encontrar un piso de alquiler barato para crear el primer hogar.

Aun así, el interés por la vivienda de alquiler se ha triplicado en los últimos años. Según Fotocasa, las búsquedas de alquiler han pasado de representar el 33 % en el 2011 al 47 % del total de las búsquedas actuales. Por esta razón, la oferta es amplia. ¿Cómo puedes hacerlo bien? ¿Cómo puedes encontrar ese piso deseado bueno, bonito y de alquiler barato?

A continuación te damos algunos consejos para encontrar tu piso.

Consejos para conseguir un piso de alquiler barato

1. Elige la zona y las características de la vivienda

Ten en cuenta tus gustos, necesidades y, sobre todo, tu presupuesto. En función de todo esto, consulta el precio medio de las zonas que hayas seleccionado donde te gustaría vivir y asegúrate de que la renta mensual se ajusta a la zona y a tu presupuesto.

Una vez tengas claro dónde quieres vivir, es muy importante que revises cuál es el precio medio de los pisos de la zona en cuestión. De esta forma, podrás descartarla o añadirla a tu lista de prioridades sin que, luego, haya algún tipo de sorpresas.

2. Busca y concierta visitas

Contacta con el anunciante y concierta una visita. Si crees que la vivienda tiene posibilidades, visítala a diferentes horas del día; de esta forma, podrás valorar factores como la luz o el ruido.

También puedes comprobar si el vecindario se ajusta a tus necesidades, si hay comercio suficiente, si es tranquilo o tiene mucha vida… En definitiva, si tiene todo lo que estás buscando.

3. Elabora una lista de pros y contras

Si tienes varios pisos de alquiler barato y no sabes por cuál decidirte, puedes hacer una lista de pros y contras. Quizá, viéndolo por escrito, te ayuda a tomar una decisión más acertada.

4. Infórmate bien de las condiciones del alquiler

Antes de firmar el contrato, pregunta hasta la más mínima duda. Asegúrate de que el casero y tú estáis de acuerdo en todo: duración del contrato de alquiler, renta mensual, fianza, reparaciones, posibles descuentos… Esto te evitará malentendidos y futuros problemas.

5. Negocia la renta

Antes de firmar nada, tienes derecho a negociar el precio del alquiler igual como el propietario tiene derecho a rechazar tu propuesta. Si crees que puedes justificar que el precio está por encima del precio medio de la zona, puedes intentar negociar una rebaja. Asegúrate de que todo lo pactado con el propietario aparece en el contrato de forma clara.

Si tienes dudas o consideras que alguna de las cláusulas puede ser abusiva, consulta con un gestor.

6. Elabora una lista de desperfectos

También puedes apuntar aquellos elementos susceptibles de estropearse o romperse debido a su desgaste. Realiza fotos de todo lo que creas que puede ocasionarte problemas en un futuro. Asegúrate de que el casero o administrador ha depositado la fianza en el organismo autonómico correspondiente. Infórmate bien de los motivos que pueden hacerte perder la fianza.

7. Infórmate de las ayudas al alquiler barato disponibles

Entérate de cuáles son los requisitos para acceder a estas ayudas y, si los cumples, cómo solicitarlas. Te puedes ahorrar mucho dinero.

Algunas ayudas sabemos que no son la panacea, pero para los jóvenes como tú hay ayudas públicas de alquiler barato que te pueden hacer más asequible la posibilidad de dar el salto y abandonar el nido familiar.

Además, existen muchas entidades sociales que cubren esa función. A continuación te contamos los programas de ayudas que hay:

Programas de ayudas para el alquiler barato

Al margen de las ayudas que ofrecen algunas comunidades autónomas, e incluso algunos ayuntamientos, existen ayudas estatales como el Plan de Ayuda para el Alquiler de la Vivienda, puesto en marcha por el Ministerio de Fomento. Este programa va dirigido sobre todo a los jóvenes y la ayuda al alquiler barato puede llegar hasta el 40 % del alquiler anual.

El Consorcio de la Vivienda de Barcelona ofrece el programa de Ayudas económicas para la vivienda, dirigido a colectivos de jóvenes y personas en situación de vulnerabilidad. Este Consorcio ha puesto a disposición diversos programas para el pago del alquiler. Algunas ayudas están sujetas a una convocatoria anual, por lo que es importante consultar los plazos de presentación de las solicitudes.

Diferentes entidades bancarias también tienen sus propios programas de ayuda al alquiler.

CaixaBank cuenta con Alquiler Asequible, compuesto por 4.000 pisos para jóvenes, mayores y familias en régimen de alquiler con rentas inferiores a las de protección oficial.

El programa de Ibercaja se denomina Llaves Solidarias. Desde el 2003, la bolsa de vivienda de su obra social permite que determinados colectivos con escasos recursos accedan a una vivienda de alquiler barato y garantiza el cobro al dueño.

Terminamos esta lista con el programa Ayuda Joven. Se trata de un portal del Consejo de la Juventud de España que muestra todas las convocatorias y ayudas en materia de acceso a la vivienda, y también recoge anuncios oficiales sobre futuras viviendas que publican los ayuntamientos, las comunidades autónomas y el propio Estado.

Va dirigido a los jóvenes y está pensado para que puedas acceder fácilmente a la información que necesitas de tu localidad. Además, tiene un servicio de alertas que te envía a tu correo electrónico o a tu móvil la información que necesitas.

Estas iniciativas no son las únicas a las que puedes recurrir para reducir tus gastos. Aparte del alquiler, puedes ir mejorando tu economía con pequeñas acciones en el día a día. A la larga, estas acciones se convertirán en grandes acciones. Créenos.

¿Ya conoces los comparadores de precio online? Sácale el máximo partido a tu bolsillo.

Por Equipo Imagin

Comentarios 1

  1. ¡ Que buen artículo!. Gracias por tan buenos consejos dados a sus lectores para evitar el alquilar rápido y mal sin pensar. Sus pasos a seguir son excelentes para evitar disgustos posteriores. Hay que tener muy claro donde se mete uno y a quien se mete también.
    Por eso, sino se está seguro recomendamos escoger los servicios de una inmobiliaria privada o si el banco ofrece dichos servicios , también está muy bien. Un tercero como un banco o inmobiliaria aporta seguridad al contrato.
    Por cierto no conociamos su banco, y nos parece muy interesante. Seguiremos revisando sus condiciones.

    Responder

Comentar