ECONOMÍA, AHORRO Y FINANZAS

Mobile only: la revolución de la banca

La revolución de la banca Imaginbank

Vives pegado al smartphone y con él puedes hacerlo todo. Escuchas música en streaming, ves tus series preferidas en el móvil, compras en tiendas virtuales… Y sí, aunque te cueste reconocerlo, también has ligado a través de una app. Sin embargo, hay un servicio que parecía impenetrable en la revolución 2.0: la banca.

Solo de imaginarlo te consume la pereza: colas en la sucursal para abrir una cuenta, un buen rato de espera para pedir un préstamo para tu proyecto… Por eso, no es de extrañar que el 71 % de los millennials prefiera ir al dentista antes que oír hablar de bancos, como recoge el estudio Millennial Disruption Index. De hecho, según este índice, uno de cada tres jóvenes cree que no va a necesitar una entidad financiera nunca. Pero ¿y si no hiciera falta acudir a la sucursal absolutamente para nada?

Las entidades tradicionales se están poniendo las pilas para adaptarse a las necesidades de los que han nacido con internet y han crecido con teléfonos inteligentes. Con un objetivo esencial: que la ventanilla de tu banco sea el móvil, o sea una banca mobile-only. No para hacer lo mismo por un nuevo canal, sino para cambiarlo todo. Esto es lo que debes saber sobre la revolución que viene.

Qué puedes hacer con la banca mobile-only

  • Saca dinero sin tarjeta

Necesitas efectivo y no tienes a mano tu tarjeta. Es algo que sucede más de una vez: al salir a correr, al irte de casa con prisas… Para los usuarios de la banca mobile-only este conflicto cotidiano no será un problema nunca más. Funcionalidades como BBVA Wallet o imaginPay te permiten enviar desde la app un código a tu propio terminal, con el que puedes sacar de un cajero la cantidad que necesites y también te permite pagar directamente con el móvil. En el caso del sistema imaginPay también te deja enviar la clave a otro número de teléfono si prefieres que sea otra persona la que saque el dinero.

  • Paga con la muñeca y con el móvil

Lo de pasar la tarjeta por el TPV y marcar el código de seguridad tiene los días contados. La tendencia ahora es el pago contactless o a través del móvil mediante la tecnología NFC. Con un solo gesto. Las apps de la banca móvil están preparadas para que puedas usar tu terminal como medio de pago. Solo hace falta que disponga de tecnología NFC. Pero aunque cada vez son más los teléfonos que incluyen este software, no disponer de él tampoco es un inconveniente. Sirve igual tu tarjeta contactless o un adhesivo que tu entidad te envía a casa para que puedas pagar con tu móvil: la VISA sticker. La pegas sobre la carcasa y listo.

Y si tampoco llevas encima el móvil, no te preocupes: también puedes pagar con una pulsera contactless. Los wearables que resuelven necesidades cotidianas están en auge y la banca móvil también se apunta a esta tendencia.

  • Mantén a raya los gastos

Para no llevarte un susto a final de mes, es básico que controles lo que gastas. Algunas apps de banca móvil y de la banca mobile-only clasifican cada compra realizada y cada recibo pagado y te los muestran en la interfaz del teléfono según de qué tipo sean: supermercados, ocio, consumo de teléfono, facturas de la casa… Además, puedes marcarte una previsión de gasto mensual y la aplicación te indica en todo momento si estás cumpliendo con ella o si tendrías que echar el freno.

  • Adiós a las comisiones

Hay un gasto que no aparecerá en los movimientos de tu cuenta móvil: las comisiones. Ni por tener ni por enviar dinero, ni mucho menos en concepto de mantenimiento. La banca de tu smartphone tampoco te pedirá que le prometas fidelidad eterna. Al tener dinero en Openbank de Santander o en imaginBank, además despedirte de las comisiones, no se te exige ninguna permanencia.

  • Olvídate de los números de cuenta

Ya hay bastantes datos que recordar en el día a día como para aprenderte de memoria combinaciones de números interminables. Hasta ahora, para transferir dinero a alguien era imprescindible saber su número de cuenta. Ya no. Los clientes de imaginBank pueden mandar cualquier cantidad a otra persona con tan solo saber su móvil, al más puro estilo PayPal.

la-revolucion-de-la-banca-mobile-only-imaginbank

  • Resuelve problemas sin salir de Facebook

Es difícil imaginar la vida sin las redes sociales. A través de ellas llamamos, leemos noticias, vemos vídeos… Estos canales de comunicación se han vuelto imprescindibles y la banca móvil quiere aprovecharlos. Para contactar con nuestra entidad, si antes solo podíamos acudir a la oficina física o llamar por teléfono, ahora podemos contactar con un gestor por WhatsApp –en el caso de imaginBank– o enviarle un mensaje vía Twitter o Facebook. Ahora, el banco está a nuestra disposición las 24 horas del día y los 7 días de la semana.

  •  ¿Y la seguridad?

Es inevitable que te preguntes si acceder al banco desde el móvil es igual de seguro que hacerlo por los medios tradicionales. La respuesta es sí. La banca mobile-only opera a través de conexiones cifradas que garantizan la confidencialidad de tus datos, y para cualquier operación es imprescindible disponer de la contraseña personal.

Además, igual que sucede con las tarjetas físicas, la banca de tu smartphone tiene mecanismos para protegerte de cualquier uso fraudulento que pueda hacerse de tu tarjeta móvil. Por ejemplo, en el caso de imaginBank la app cuenta con CaixaProtect, un servicio gratuito que cubre cualquier uso fraudulento que pueda hacerse de tu tarjeta. Openbank, por su parte, garantiza el dinero robado tras comunicar a esta banca online del Santander la sustracción.

Cada vez que realices una compra se te enviará una alerta a tu smartphone para que puedas tener detalle de tus movimientos y, en caso necesario, puedas reclamar todas las compras o disposiciones en efectivo fraudulentas por pérdida o robo que se hayan realizado durante el día del bloqueo y dos días antes de esa fecha.

Según una encuesta internacional, un gran número de millennials desearía vivir sin entidad financiera. Asimismo, la mayoría de los encuestados confiesa usar su smartphone durante más de cinco horas al día. Con la nueva banca móvil no tendremos que elegir entre uno u otro.

¿Por qué no probar la banca mobile-only?

Por Equipo Imagin

Comentar