OCIO Y VIAJES

Cinque Terre: Italia también tiene un color especial

Cinque Terre

Un paraíso, un pedacito de cielo… Cinco pueblos antiguos de Italia con un colorido sin igual. Cinque Terre nos tiene enamorados. Una vez vistos, son difíciles de olvidar.

 

Un atractivo especial y un ambiente para recordar

 

Estas cinco localidades marineras, construidas encima de la falda de una colina suspendida sobre la costa del mar, son uno de los parajes de moda del mediterráneo, compitiendo con la inigualable Costa Brava.

Ubicados en el noroeste de Italia, estos pueblos son considerados uno de los lugares naturales más hermosos del mundo, declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en el año 1997.

 

¡Nos vemos en la plaza!

 

La vida de cada pueblo acontece en su plaza. Entre un helado de pistacho y unas copas de vino blanco, al atardecer podrás ver pescadores trayendo el producto fresco para el almuerzo de cada día, las nonne caminando con bastones por las callecitas en zigzag, los aventureros saltando al mar desde las rocas más altas, los artistas de acuarela, los músicos de las veredas… Cada momento tiene su encanto particular.

Monterosso

Monterosso Cinque Terre

Se encuentra en el centro de un golfo natural y es la única de las Cinque Terre que tiene playas de arena. Es un enclave ideal para refrescarte después de una caminata hasta el antiguo convento de los capuchinos.

Tiene un viñedo orgánico y en sus limoneros encontrarás limones gigantes por todos lados. A la hora del aperitivo, seguro que no te faltarán las aceitunas.

 

Vernazza

Vernazza Cinque Terre

Al norte de las Cinque Terre encontramos Vernazza, un hermoso y antiguo pueblito marinero, con casas de colores agrupadas junto a sorprendentes acantilados.

Vernazza tiene un puerto natural, un castillo antiguo y una iglesia junto al mar, que le dan una solera que pocos pueblos de costa tienen. Su relieve se ve caracterizado por las terrazas realizadas para el cultivo de las vides, alternando con plantaciones de olivos y cítricos. No puedes marcharte sin ir al Castillo de los Doria, donde en su parte más alta hay una imponente torre cilíndrica con una excelente vista panorámica de todo el pueblo.

 

Corniglia

Corniglia

Es el pueblo más elevado de las Cinque Terre y está rodeado de un majestuoso paisaje de viñedos y olivares. Este pueblo no tiene contacto directo con el mar, pero vale la pena subir sus 377 escalones para llegar. Al estar situado sobre un montículo, todo aquel que llega lo hace empapado de sudor y sin aliento. Aunque tienes la posibilidad de subirte a un microbús en el caso de que no quieras cansarte, si puedes permitírtelo, es mejor vivir la experiencia de subir andando.

Manarola

Manarola Cinque Terre

Es el pueblo más antiguo de las Cinque Terre, donde la calle principal conduce al puerto, que alberga una piscina natural inigualable. La playa te invita a darte un chapuzón desde una enorme roca. En sus coloridas calles puedes degustar un delicioso helado italiano. No puedes dejar de ir al balcón mirador que encontrarás junto al parque, es donde pueden realizarse las mejores fotografías de Manarola.

 

Riomaggiore

Riomaggiore Cinque Terre

El color vuelve a reinar en este pueblo de las Cinque Terre. Es un auténtico placer perderse por sus coloridas y empinadas callejuelas. Riomaggiore es un típico pueblo de pescadores donde las barquitas representan la esencia de su día a día.

Si no conocías Cinque Terre, es posible que ya te hayas enamorado de este lugar; si ya lo conocías, probablemente estará entre uno de tus posibles destinos. Sea como sea, ten en cuenta que una de las mejores experiencias es viajar, pero que es más importante aún viajar seguro. No olvides que con imaginBank puedes contratar un seguro de viajes con el que solo tendrás que preocuparte de encuadrar bien tus stories en Instagram. ¡Descúbrelo!

 

Por Sergi Soria Puig

Comentar