EMPRENDIMIENTO Y FORMACIÓN

Emprendedores de éxito: casos que triunfan

Pau García Mila

Barcelona está orientada como una ciudad de emprendedores. Prueba de ello son las distintas iniciativas que se están impulsando, como la Barcelona loves entrepreneurs, que busca convertir la capital catalana en un referente europeo de sectores innovadores. La Administración Pública también promociona la capital en este sentido a través de un mapa de emprendedores de éxito catalanes, el Barcelona Startup Map.

Por esta razón, nos ha parecido interesante citar a algunos referentes catalanes como ejemplos de emprendedores de éxito que han triunfado en sus proyectos.

El talento catalán lanza start-ups

La marca Lékué no para de crecer. Esta idea, convertida en empresa y que hizo despuntar a Xavier Costa como uno de los emprendedores de éxito catalanes más reconocidos en el ámbito internacional, ya ha recibido más de una docena de premios. Entre ellos, un DME Award (Design Management Europe Award) o el Premio al Mejor Diseño Industrial de la ADI-FAD (los premios de diseño mejor considerados en el panorama nacional catalán y internacionalmente reconocidos), a los que hay que sumar un Design Award en Japón para el recipiente de cocción de arroz.

Lékué produce actualmente seis millones de utensilios de silicona para cocinar al año y exporta el 78 % de ellos. Es así como Xavier Costa ha revolucionado el mundo de la cocina, con sus productos de silicona y sus recetas saludables.

La historia de Lékué es la historia de muchos otros emprendedores de éxito catalanes que han sabido transformar un simple taller familiar en una empresa pionera y de renombre internacional a base de creatividad y visión de futuro.

En este vídeo, nos lo cuenta el propio Xavier Costa.

Pau Garcia-Milà es, quizás, el más mediático de los emprendedores de éxito nuestro país, fundador de EyeOS y Bananity. A él no le hizo falta esperar a la llegada de la nube para idear un escritorio virtual con el objetivo de llevar siempre consigo dispositivos con archivos y no arriesgarse a perder los datos que contienen.

Con solo 18 años creó EyeOs y dio con la manera de simplificar las cosas que fuera útil para todos. Apostó por su proyecto sin miedo y con convicción y recibió el premio MIT Technology Review al innovador del año. EyeOS, primero, y Bananity, después, fracasaron, pero Pau Garcia-Milà triunfó durante unos años y como joven innovador logró más reconocimientos que nadie.

Puede decirse que, con estos proyectos, se adelantó a su tiempo y, como buen emprendedor, mantiene las máximas del pensamiento positivo, presentes en sus conferencias y libros: “Cuando el mundo se derrumbe, hazte emprendedor” o “Tienes una idea, pero no lo sabes”. Y es que para Pau el éxito consiste en ser optimista y creer que, a pesar de las frustraciones o contratiempos, todo va a ir bien. Y si no, mira esta conferencia que impartió en la Semana del Emprendedor.

“Hacer butifarring” se ha convertido ya en un concepto, pero la idea original se le ocurrió a Èric Camps hace poco más de 6 años en Barcelona, momento en el que empezó a trabajar en ella. La idea se materializó hace 3 años, cuando los cinco socios de Butifarring abrieron un restaurante, del mismo nombre, y dieron el salto hacia el éxito.

La marca Butifarring está especializada en bocadillos a la brasa de primera calidad, y aunque cuenta con solo un recorrido de tres años, recientemente ya se ha expandido fuera de nuestras fronteras. El país elegido para internacionalizarse ha sido Hungría, donde los socios han abierto una franquicia en Budapest.

La historia escondida detrás de la apertura de esta cadena de restaurantes refleja el éxito de la marca: entre los secretos, se encuentra la calidad de la cocina, con Albert Gómez, quien trabajó en los fogones de El Bulli. Así, Butifarring no es solo un restaurante, es un concepto, además de un laboratorio de investigación y un espacio de talleres, conferencias y eventos.

En este vídeo Albert Camps habla del concepto de butifarring más allá de la marca.

La preocupación por la propia salud siempre tendrá demanda. Y justamente esto es lo que han explotado los catalanes Pablo Pantaleoni y Jacob Suñol, quienes vieron que el contacto entre médicos y pacientes era insuficiente para poder ser más eficaces.

A raíz de este problema, crearon MedTep, una start-up tecnológica que está definiendo el futuro de la medicina en el mundo digital. MedTep es una plataforma digital para mejorar la relación entre médico y paciente. ¿Sus rasgos? Está liderada por dos jóvenes de 27 años, se fundó en el 2011 y ahora está compuesta por 30 empleados y dispone de oficinas en Barcelona, San Francisco y México DF.

Pantaleoni salió en enero de este año en la lista Forbes de los emprendedores de éxito menores de 30 años que estaban cambiando el mundo de la medicina. ¡No está nada mal!

Ignasi Casanovas, Wowoos y las palabras

Es difícil decir, en los tiempos que corren, que las palabras se las lleva el viento. Desde luego, todas las que escribimos en el Whatsapp quedan registradas, y si las enviamos a otra persona, estamos en sus manos para que se interpreten o distorsionen a su manera.

Con esta filosofía, Ignasi Casanova creó junto con otros autores, Woowos, una mezcla de Whatsapp y Snapchat. A todos nos ha pasado, que hemos enviado algo a alguien y luego no hemos podido hacerlo desaparecer de su móvil. Pues con esta aplicación, sí puedes hacerlo. Esta app fue desarrollada en la compañía barcelonesa Ilizion y la idea es resolver con ella los problemas de privacidad que conllevan las aplicaciones de mensajería. Al descargarla, el usuario puede revisar el historial de mensajes y fotos enviadas a sus contactos y eliminar los que considere oportunos cuando quiera.

Y tú, ¿qué opinas del perfil de los emprendedores de éxito catalanes? ¿Tienes en mente algún proyecto y no te decides a apostar por ningún banco para que te lo financie?

Aquí te mostramos los beneficios de la banca móvil.

Por Equipo Imagin

Comentar