EMPRENDIMIENTO Y FORMACIÓN

Historias de emprendimiento: Nordicthink

Nordicthink

¿Cuántas historias de emprendimiento has escuchado sobre jóvenes talentos que un día decidieron apostar por su idea y se han vuelto multimillonarios? Pues este post no va de eso. Va de emprendimiento muy calculado. La historia de una persona que se dedicó a formarse y tuvo, aun así, que reinventarse.

 

“Sobradamente preparados para reinventarse”

 

En un entorno cada vez más competitivo en el que la universidad volcaba año tras año a estudiantes con un nivel de preparación muy elevado, Jordi, nuestro protagonista, tuvo que tomar una importante decisión. Sus estudios de publicidad no le dieron lo que esperaba: un puesto de creativo en una multinacional publicitaria. Mucha gente, pocas plazas. Y no había tiempo que perder. Por tanto, decidió sumergirse en un nuevo mercado que conservase algunas de las características que lo habían seducido: gusto por la estética, visión disruptiva…

Nordicthink

Comenzó su carrera en el sector del mobiliario e interiorismo. Y es en este sector donde su proyecto se comenzó a gestar, por la necesidad de hacer una propuesta personal dentro de esa industria. Después de 14 años trabajando y en una última etapa muy intensa especializada en mobiliario de alto nivel, tomó la determinación de iniciar su propio proyecto: Nordicthink.

 

“Tras muchas dificultades, llega la oportunidad”

 

Corría el año 2009 y el contexto económico era de plena crisis. Desde el punto de vista profesional, ni la situación económica ni la experiencia de los últimos años invitaban a continuar con los mismos preceptos desarrollados hasta la fecha. Tras investigar mucho el mercado, vio una oportunidad en el diseño nórdico.

Nordicthink

Una nueva generación de diseñadores y productores daneses, suecos y noruegos eclosiona por esas mismas fechas. Sin salir de su mercado local y europeo más cercano, Jordi apuesta decididamente por esa vía y por un posicionamiento muy definido que lo llevará a ser el primero en España en hacer contactos comerciales con la mayoría de esos fabricantes, todavía desconocidos en nuestro país.

La propuesta es de un muy buen nivel de diseño a precios razonables, con productos novedosos y adaptados a la situación económica del momento.

Nordicthink

Con todos esos preceptos, Nordicthink se va convirtiendo en una marca potente y con una base trabajada que se inicia en la red y que hace que el 2010 consiga abrir la primera tienda física.

Ya en el 2016 Nordicthink abre un nuevo showroom de 400 m2 que permite mostrar la evolución de la propuesta e incorpora una nueva sección de cocinas y proyectos de interior.

Nordicthink

Este es un ejemplo de trabajo, constancia y esfuerzo. Un crecimiento sostenido en el tiempo, muy calculado sobre un terreno que le ha enseñado que a las dificultades hay que enfrentarse de cara creyendo en uno mismo y, si es necesario, reinventándose.

Por Equipo Imagin

Comentar