EMPRENDIMIENTO Y FORMACIÓN

Lo que debes saber sobre los premios Emprendedor XXI

premios Emprendedor XXI

“El espíritu emprendedor es un espíritu de batalla. Es duro y de ilusión. Ilusión que puede truncarse en cualquier momento. Pero si realmente crees en el proyecto y piensas que tu idea es posible, intenta llevarla a cabo.” Son palabras de Beatriz González, assistant manager de Bluelife Batery, empresa ganadora en Madrid de los premios Emprendedor XXI de CaixaBank en la edición de 2014.

¿Por qué te decimos esto? Pues porque creemos que este tipo de iniciativas, como los premios Emprendedor XXI o cualquier otro evento o jornada de networking, son una buena manera de abrirte puertas para formar parte de una red de promotores de proyectos con los que puedes compartir ideas y enriquecerte, además de poder encontrar la financiación adecuada para lanzar tu proyecto.

Así que, si tienes una buena idea, no la abandones. Hazte conocer en alguna iniciativa de esta índole. Pero no te presentes de cualquier modo. Tienes que estar bien informado para saber qué se espera de ti. Concretamente, en este artículo, te hablaremos sobre los premios Emprendedor XXI: ¿qué debes saber para presentarte? ¿Qué requisitos debes cumplir?

Cómo prepararte para los premios Emprendedor XXI

Primero de todo debes saber que este concurso otorga dos tipos de premios. Los sectoriales, para empresas con mayor potencial de crecimiento dentro de su sector, y los regionales, para empresas con mayor impacto dentro de su comunidad. Todos ellos van dirigidos a microempresas y pymes.

Los premios sectoriales están divididos en cinco categorías en función del sector al que pertenezcas.

  • Ciencias de la vida: diagnóstico y desarrollo de tecnologías médicas.
  • Tecnologías de la información: Big Data, ciberseguridad y seguridad, enterprise software, Fintech, Internet of Things y telecomunicaciones.
  • Negocios digitales: digital media y educación, E-Commerce y Marketplaces, E-Employment, E-Health, E-Tourism, Gaming y Mobile.
  • Tecnologías industriales: Cleantech, energía, gestión de residuos, productos químicos y materiales y productos y servicios industriales.
  • Agroalimentario: producción agropecuaria, tecnología y productos para la industria agroalimentaria, transformación y elaboración de productos agrícolas y alimentarios.

Este concurso está destinado a empresas con un alto componente de innovación, entendida en su sentido más amplio: producto, procesos, modelo de negocio…

Los ganadores de cada una de estas cinco categorías se llevan un premio dotado de 25.000 euros. Además, tienen acceso gratuito durante 6 meses a los Peer-to-Peer Advisory Board, reuniones mensuales de 6 horas para acompañar a los participantes, de la mano de un coach, en el proceso de definición de su estrategia de crecimiento.

Por otro lado, los premios regionales son un reconocimiento a las 17 empresas de cada una de las comunidades autónomas de mayor potencial de crecimiento en su territorio y reciben una dotación económica de 5.000 euros. Desde aquí puedes consultar con más detalle las bases de los premios Emprendedor XXI.

Un jurado especializado analiza todas las candidaturas y selecciona dos finalistas de cada una de las categorías, teniendo en cuenta estos criterios:

  • Equipo: se valora el compromiso, la dedicación, el riesgo asumido…
  • Modelo de negocio: el valor añadido y diferencial que aporta, el análisis de la competencia, la capacidad de conseguir clientes, el plan de marketing y la capacidad de internacionalización…
  • Ambición: tamaño y proyección de crecimiento del mercado accesible, concentración de clientes, solidez de las proyecciones de ventas, generación de puestos de trabajo…
  • Innovación: grado de innovación del producto o servicio, adecuado análisis de las necesidades del cliente, ventajas competitivas…
  • Histórico: facturación o financiación conseguida, resultados obtenidos respecto a los recursos empleados…

Para los premios Emprendedor XXI a la mejor empresa de su comunidad se valora, adicionalmente a los criterios anteriores, la vinculación y el impacto de la empresa en el territorio.

Después, los dos finalistas de cada una de las categorías deben presentar el proyecto delante del jurado. Aquí es donde un buen o mal pitch determinará el éxito o el fracaso de conseguir o no el premio. “No te presentes a los premios Emprendedor XXI sin antes preparar un buen pitch, realizar un buen business plan y ejecutarlo con garantías. No solo porque tu empresa lo necesita, sino también porque en el caso de ganar el premio tendrás una gran responsabilidad.” Esto te lo dice, por experiencia propia, Rosendo Garganta, CEO de Devicare, uno de los ganadores de anteriores ediciones.

Y para que te vayas preparando mejor, te puedes ir informando sobre todo lo que debes tener en cuenta para realizar una buena presentación oral.

Dicho esto, la misma assistant manager de Bluelife Battery asegura que conseguir los premios Emprendedor XXI supuso para su empresa ganar en credibilidad. “Conseguimos aumentar nuestros clientes. Gente que nunca se había planteado usar nuestros servicios empezaron a vernos como una gran opción a la hora de tratar los problemas de las baterías de sus vehículos híbridos y eléctricos”, añade.

Beatriz González cuenta que desde después de haber ganado el premio, su empresa ha creado una nueva estrategia de desarrollo de la marca y ha empezado con una expansión a escala nacional, a través de la apertura de franquicias. “Los objetivos de este nuevo modelo de negocio son conseguir un mayor contacto con el cliente final y reducir los tiempos de logística para ofrecer un servicio de mayor calidad y mejorar la eficiencia.”

El sector de Bluelife Battery no es fácil. Según Beatriz Gómez, crear una start up energética implica desarrollar todo desde cero, ya que es un concepto totalmente innovador.

Sin embargo, este equipo de profesionales consiguió lanzar su empresa y, además, ganar los premios Emprendedor XXI. En su caso, presentaron el proyecto “vendiendo” el ahorro económico y la repercusión positiva que supondría para la sociedad. “En nuestro caso entramos por una solución económica, pero con un trasfondo totalmente medioambiental”, añade.

Como ves, nada sale de la nada y todo requiere un esfuerzo y una buena preparación.

¿Tienes un proyecto y no sabes cómo financiarlo más allá de las ayudas y premios? Recuerda esto: una persona valiente no es una persona loca, la persona valiente es la que tiene miedo, pero lo afronta. Ahora es el momento para gente valiente. Es el mejor momento para cambiar y buscar todas las alternativas.

Aquí te mostramos cómo te puede ayudar la banca móvil.

Por Equipo Imagin

Comentar