EMPRENDIMIENTO Y FORMACIÓN

El yoga, un aliado para emprender mejor

yoga para emprender

¿Quieres emprender algún proyecto? ¿Estás estresado? Si has respondido afirmativamente a la primera pregunta, estamos seguros de que también a la segunda. Los emprendedores son un colectivo que sufre mucho estrés, ya que encadenan tanto las preocupaciones del empresario como las del trabajador por cuenta ajena.

Por ello, es normal que se busquen vías, deportes o actividades que permitan relajarse. No obstante, cuando se encuentra una vía de escape suele surgir la misma frase “El tiempo que empleo relajándome lo pierdo de trabajar o de estar con los amigos o la familia”. De esta forma, nunca se encuentra el tiempo necesario, ya que siempre existe alguna tarea más importante a la que dedicarse. De hecho, un 51 % de las bajas laborales en Europa se derivan del estrés o de enfermedades asociadas al mismo, según la Fundación máshumano.

 

“La ausencia de estrés es fundamental para rendir de una manera óptima”

 

¿Y si el emprendedor supiera que pierde más tiempo por no relajarse que el que tiene que invertir en hacer yoga?

El yoga

Esta práctica de meditación que nació en la India está introduciéndose a gran velocidad en nuestro día a día. El yoga va mucho más allá de una disciplina física para conseguir ciertas posturas o ejercicios respiratorios. Detrás de esta parte del yoga más práctica se encuentra una filosofía milenaria muy interesante. A lo largo de este post nos centraremos en la capacidad que tiene el yoga mediante su práctica postural de mejorar nuestro día a día.

El yoga incrementa la productividad

En primer lugar, el yoga es un elemento fundamental a la hora de aumentar la concentración. La concentración suele ser una de las principales virtudes del trabajador. Veinte minutos de yoga al día pueden impedirlo, y lo más seguro es que lo consigan.

Además, el yoga nos hacer ser más vitales, por lo que nuestra proactividad aumenta. Dirás adiós a los días en los que te cuesta levantarte de la cama para ir al trabajo. También dirás adiós a esa primera hora del día en la que como un zombi te pones delante del ordenador, pero con escasos resultados. Se podría decir que el yoga es mejor, incluso, que el café.

 

“Ganarás en salud y te alejarás de enfermedades relacionadas con el estrés”

 

Responderás mejor en situaciones límite ya que el estrés hará que tu juicio sea claro. Muchas veces habrás oído que el buen emprendedor es aquel que sabe negociar, que sabe aguantar la presión derivada de depender de uno mismo y que toma las decisiones más adecuadas de una manera clara. Practica yoga y serás uno de ellos.

Te sentirás más positivo, y esto hará que tengas un menor estrés por causas no asociadas al trabajo. La gente positiva atrae las cosas positivas. Es así de simple.

Sigo sin tener tiempo, esto no es para mí

La Organización Mundial de la Salud calcula que el estrés puede disminuir hasta un 20 % nuestra productividad. Es decir, que de ocho horas de trabajo al final rindes siete. Estás perdiendo una hora que con veinte minutos de yoga podrías recuperar.

Pero no es solo eso: el estrés produce a largo plazo enfermedades del corazón. La OMS señala que el 25 % de los infartos se producen por culpa del estrés. Si no haces nada por evitarlo, tú también puedes entrar en esa zona de riesgo para tu salud.

También tienes que saber que el 58 % de las bajas laborales son por motivos de salud, por lo que no pierdes nada y ganas mucho si la cuidas un poco.

Ya hago ejercicio, ¿para qué voy a hacer yoga entonces?

El ejercicio es uno de los mejores ansiolíticos que existen. No obstante, debes saber que el yoga no solo es un ansiolítico, sino que también tiene otras muchas más ventajas.

 

El yoga permite que desarrollemos un elevado nivel de concentración,
clave para un ritmo de trabajo elevado

 

Por último, una ventaja del yoga frente a otros deportes es que no consume apenas energía, por lo que no estarás más cansado después de practicarlo de lo que lo estabas antes. Esto, sin duda, es una gran ventaja para practicarlo justo después de salir de tu jornada de estudio o trabajo y así luego poderte dedicar a tu tiempo libre a pleno rendimiento.

En conclusión, el yoga es una de las disciplinas que cambiarán tu manera de trabajar y, cómo no, de vivir. Recuperarás la energía perdida, así como las ganas de trabajar. No busques más excusas y empieza ya a practicar yoga. ¡No te arrepentirás!

Y si quieres comenzar a adentrarte en este mundo, te recomendamos algunas cuentas de Instagram en tu idioma con las que poder iniciarte:


@xuanlan_yoga


@thegarageblume

living la vida yoga
@livinglavidayoga

wander yogi
@wanderyogi

ainania yoga
@ainania_yoga

irya devi
@irya_devi

patricia pinelo
@patricia_pinelo


@aidaventure

 

 

Por Sergi Soria Puig

Comentar